Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad

 FIRMA AQUÍ

El pasado 9 de junio, las enfermeras Alda Recas, Victoria Trujillo, David Verdegay y Víctor Jiménez han recibido un burofax desde el Colegio de Enfermería de Madrid (@MadridCodem) presidido por Jorge Andrada (ex-secretario de organización del Sindicato de Enfermería Satse) del PLIEGO de CARGOS elaborado por el enfermero instructor Ángel de Oro Prol en el que propone que sean sancionados por la Junta de Gobierno del Colegio de Enfermería de Madrid por silbar, cantar, gritar, e interpelar al presidente del Consejo General de Enfermería Máximo González Jurado y por un tuit que se publicó desde la cuenta oficial de la Asociación Madrileña de Enfermería (@madrid_Ame): “@maximogj lo que HAS VIVIDO Y SENTIDO hoy en el CODEM, vivirás y sentirás en Barcelona. Todo el mundo sabrá lo que pasa en España”.

Es importante recordar la definición que hace la Real Academia Española de la palabra “interpelar“:  “Requerir, compeler o simplemente preguntar a alguien para que dé explicaciones sobre algo o para que cumpla una obligación.”

El expediente disciplinario 1/2017 se abrió inicialmente contra las enfermeras Alda Recas y Victoria Trujillo que cuando fueron interrogadas por el enfermero e instructor del expediente Ángel de Oro Prol en todo momento expusieron que la Junta General del Colegio de Enfermería de Madrid (CODEM) del pasado 20 de diciembre se desarrolló de manera ordenada tal y como recoge el propio acta de la Junta General.  Y que las denuncias del Consejo General de Enfermería (CGE) y de Máximo González Jurado tienen la finalidad de acallar a la Asociación Madrileña de Enfermería (AME) muy crítica con la gestión del Colegio de Enfermería de Madrid, del Consejo General y de Máximo González Jurado.  Las denuncias que originan este expediente sancionador tienen el objetivo claro de amedrentar, coartar y silenciar los movimientos críticos que buscan la regeneración y la transparencia en el Colegio de Enfermería de Madrid y en el Consejo General de Enfermería.

Lo sorprendente del caso es que el instructor y enfermero Ángel de Oro Prol sin prueba alguna imputa a las enfermeras Alda Recas, Victoria Trujillo, Víctor Jiménez y David Verdegay, por su condición de enfermeras y miembros de AME, el haber silbado, gritado, cantado e interpelado a Don Máximo González Jurado que acudió al evento para presentar el Congreso Internacional de Enfermería.  Es sin duda una verdadera anomalía histórica que se abran expedientes disciplinarios por nada, solo por la voluntad del presidente del Consejo General de Enfermería de España Don Máximo González Jurado, y con claro seguidismo de la actual Junta de Gobierno del CODEM contra la que las expedientadas tienen varios procedimientos administrativos y judiciales abiertos.

Si finalmente se sancionan a ALDA RECAS, VICTORIA TRUJILLO, VICTOR JIMÉNEZ Y DAVID VERDEGAY la mancha y la vergüenza de la historia impregnará de manera inexorable al CODEM, al Consejo General de Enfermería y a Máximo González Jurado.

Además, en contra de cualquier racionalidad, el instructor califica los hechos de como una falta grave y que puede suponer:

a.     Amonestación escrita, con advertencia de suspensión.

b.     Suspensión de la condición de colegiado y del ejercicio profesional por un plazo no superior a tres meses.

c.      Suspensión para el desempeño de cargos colegiales en la Junta de Gobierno,  por un plazo no superior a 5 años.

Se quiere silenciar a estas enfermeras, que son referentes en el movimiento de regeneración en las organizaciones colegiales de enfermería muy necesitadas de nuevas dinámicas democráticas, y se quiere silenciar a AME.  Sin ningún género de duda podemos afirmar que es un procedimiento sancionador nulo de pleno derecho, que no juzga ningún reproche deontológico o profesional y que se utiliza la vía estatutaria para coartar el derecho a la libertad de expresión de las enfermeras madrileñas y de la Asociación Madrileña de Enfermería (AME).

Podemos afirmar con total rotundidad que ya hay una decisión tomada, consensuada y orquestada de sancionar a ALDA RECAS, VICTORIA TRUJILLO, VICTOR JIMÉNEZ Y DAVID VERDEGAY para que todas las enfermeras de España interioricen e introduzcan en su ADN vital y profesional la idea de que si criticas la gestión del Consejo General de Enfermería, a su presidente Máximo González Jurado, o la gestión de tu colegio profesional te pasará lo mismo, TE VAN A SANCIONAR!!!.

Por eso es tan importante que no permitamos este atropello a la libertad de expresión y a la dignidad y el respeto de los derechos de los trabajadores sanitarios, y por supuesto por la democracia y la regeneración en el Colegio de Enfermería de Madrid y en el Consejo General de Enfermería de España.

Podéis ver las noticias que se han publicado en la sexta al respecto de este atropello en los siguientes enlaces:

http://goo.gl/HSZKSi
http://hgoo.gl/Q3ggkR

Por todo lo expuesto, si estas en contra de este tipo de prácticas que utilizan la coacción y la amenaza para silenciar a las opiniones disidentes firma esta petición solicitando el inmediato archivo del expediente sin sanción alguna.

Recuerda que hoy han sido estos compañeros pero mañana podríamos ser cualquiera.


NOTA: La reproducción de artículos de terceros o cuyo autor original no sea MATS, no implica necesariamente acuerdo con los mismos y su publicación aquí, obedece a una política de pluralidad informativa.

Categorías: Acciones y Campañas

7 Comentarios hasta ahora.

  1. Asunción Riaza dice:

    Evitar sanciones a enfermeras

  2. beatriz Juliá Romero dice:

    increible pero cierto,las represalias existen ,muchos lo sabemos

  3. Ernesto Sanchez Lopez dice:

    El uso de la palabra “enfermeras” en su forma plural femenina está restringido a un grupo de personas que desempeñan esta profesión y que son todas de género femenino. En caso contrario, si este grupo estuviera formado por personas de ambos sexos que desempeñan esta profesión se debe usar el plural masculino “enfermeros”, que según la gramática de la RAE incluye a ambos géneros. Por lo demás estoy de acuerdo con los principios que defendeis y firmo la petición. Un saludo.

    • Mar dice:

      Efectivamente, según la RAE el masculino plural engloba a ambos géneros, pero ya sabemos que la RAE va por retrasada en el tiempo con los cambios sociales, así ha sido siempre. ¿Cuando y quien decidió que el masculino plural englobara todo? Seguramente hace mucho tiempo, y en una sociedad donde eran los hombres los que ocupaban los puestos de poder. La enfermería es una profesión en la que el mayor porcentaje son mujeres, así que es mas lógico y mas justo que se hable en femenino. Y por otra parte las “personas”, que si engloba a todos y todas es femenino también. Así que a mi me gusta mas hablar en femenino en este caso.

  4. Teresa dice:

    No más represalias por pedir rendición de cuentas.

  5. Ana dice:

    La libertad de expresión está en la Constitución y garantizada. Cualquier disposición aprobada por un colegio que la contradiga adolece de constitucionalidad en el tramo concreto donde se encuentre, y por lo tanto recurrible de acuero con la vía constitucional q asiste al efecto. Asimismo el abuso de posición dominante puede ser una actitud poco adecuada.

  6. Ana dice:

    La libertad de expresión está en la Constitución y garantizada. Cualquier disposición aprobada por un colegio que la contradiga adolece de constitucionalidad en el tramo concreto donde se encuentre, y por lo tanto recurrible de acuero con la vía constitucional q asiste al efecto. Asimismo el abuso de posición dominante puede ser una actitud poco adecuada.

Deje un comentario